El gigante minero Grupo México planea incrementar su participación en el negocio petrolero mexicano con la construcción y operación de al menos tres terminales nuevas, una de ellas para uso del refinador estadounidense Valero Energy, afirmó su director de Finanzas.
Grupo México, que también participa en la industria ferroviaria y de infraestructura, planea reproducir localmente el negocio de transporte de hidrocarburos que ha funcionado para la industria petrolera en Estados Unidos, para lo que está en conversaciones con importadores de productos refinados.
Este mes de agosto del 2017, Valero anunció que firmó un acuerdo a largo plazo con la compañía para transportar combustibles por ferrocarril desde Veracruz al centro de México.
“Para nosotros el interés es construir y operar las terminales, darles el servicio de ferrocarril y de terminal”, dijo Xavier García de Quevedo, director de Finanzas y Administración de la firma en el marco del Reuters Latin American Investment Summit.
El ejecutivo dijo que las nuevas terminales podrían estar ubicadas en las ciudades de Torreón, Chihuahua, Mazatlán, Manzanillo y Guadalajara, en el noroeste y norte del país.
Grupo México también analiza participar en próximas licitaciones petroleras en México, especialmente para contratos de exploración y extracción en aguas someras del Golfo de México, detalló García de Quevedo.
El país ha hecho varias licitaciones para apuntalar su declinante producción de crudo y gas de la mano de inversionistas locales y extranjeros, tras la apertura del sector con una reforma energética.

Fuente: El Financiero