La empresa alemana Siemens se consolida como una proveedora de soluciones tecnológicas en energía, principalmente en materia de electricidad, pero una de sus nuevas apuestas es crecer en la parte de minería, en la que ya participa en el desarrollo de infraestructura, y ahora quiere entrar a la digitalización de la industria en México.
En su cartera de energía están los medidores digitales (smart metering), con los que ganaron una licitación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); tiene dos proyectos en la zona metropolitana de Ciudad de México y está en la identificación de otros.
Asimismo, tiene en la mira el proyecto de la línea de transmisión de alta tensión del Istmo de Tehuantepec al centro del país; solo espera que salgan las bases de la convocatoria de la CFE para evaluar con qué empresas participará en consorcio. En este proyecto, Siemens sería el proveedor de los equipos de alta frecuencia.

Otro nicho es el de la generación de electricidad. De igual manera, con las subsidiarias de la CFE revisa oportunidades para modernizar su base instalada, lo que es parte del memorándum de entendimiento y cooperación que firmaron ambas empresas el mes pasado.
Georgina Ricaño, jefa de desarrollo de negocios en la división industria, dijo que dentro de su interés en la automatización y digitalización está la minería. “Durango nos interesa mucho por la parte minera, es algo importante para el desarrollo del país;…”.
Siemens está metida en la parte de infraestructura, como en las bandas transportadoras y motores, donde sus ingresos son de 40 millones de euros anuales, pero se busca llevar esto a la digitalización.
“Esas bandas y motores pueden mandar datos y análisis a la nube para tener toda la información de producción y ser consultada desde un celular, así como para saber qué máquinas están fallando o están por hacerlo, entre otras cosas”, concluyó.

Fuente: http://www.milenio.com/